Soy correctora editorial y te enseño cómo usar la raya en los diálogos

Aprende a utilizar correctamente la raya en los diálogos y evita los errores comunes en la puntuación de los mismos.


 

Marian Fresquet - Portal del Escritor

Un artículo de Mariana Fresquet

Profesora de nuestro Taller de corrección editorial.

Ha trabajado como correctora profesional independiente para Editorial Sudamericana, Fundación Telefónica, Bonum Ediciones, Andrómeda Ediciones, Iggy Publishing, Sammartino ediciones, Limonero Textos, Editorial Galerna, Bubok Publishing, Ediciones Urano, Libros del Zorro Rojo, entre otros.

 

 


 

Para quienes corregimos, el uso incorrecto de la puntuación en los diálogos es moneda corriente. Es por ello por lo que aquí haremos el intento de despejar todas las dudas sobre qué son y cómo se escriben.

Definamos un diálogo

El término diálogo significa en sentido estricto “conversación entre dos personas, aunque de un modo general se refiere al intercambio comunicativo entre dos o más hablantes. Constituye la forma prototípica, más primigenia, de la comunicación oral”. El diálogo está compuesto por los parlamentos de los personajes, las palabras de los personajes, lo que dicen, y, a veces, por los incisos del narrador, las aclaraciones o comentarios que hace el narrador y que sirven para marcar los movimientos o expresiones de estos personajes mientras hablan, o incluso sus sentimientos y su conciencia. Ambas partes van detrás de una raya, el signo del español para transmitir la voz del personaje en discurso directo, así como los incisos:

—Me gusta compartir mis dudas con vos —comentó Mariana a su colega en la reunión semestral del equipo.
—Espero que haya cambiado los guiones por rayas —dijo la correctora antes de comenzar su trabajo.

Cómo escribir los diálogos

Cada intervención de un personaje va en un párrafo aparte, con sangría, con raya y sin espacio entre la raya y la primera palabra del personaje. Mientras que los comentarios del narrador pueden ir con raya y punto, si luego no sigue el parlamento.

—Estoy segura de que esto ya lo he escuchado —comentó Juana.

O entre rayas, si el personaje continúa hablando luego de la intervención. Luego de la intervención, siempre va raya pegada a la última palabra, y después, pegada a ella, puede usarse el punto, la coma o los dos puntos, finalmente, un espacio:

–Detesto tener que cambiar los guiones por rayas —dijo en voz alta frente a la pantalla—. Debe de haber una manera automática de hacerlo.
—Puede ser que haya encontrado la solución —le dijo a Juan y añadió—: ¿Tenés el libro electrónico sobre Macros?
—No quiero molestarte —insistió ella—,(espacio) pero necesito tu ayuda.

Uso de mayúsculas y minúsculas

Si el comentario del narrador comienza con un verbo del habla (decir, exclamar, comentar, gritar, entre otros) o con verbos que expresan la emoción de quien habla (sonreír, quejarse), esa intervención comienza con minúscula, aunque el parlamento haya terminado con un signo con valor de punto, como los signos de interrogación o exclamación.

—Seguramente esté por la redacción el viernes —contestó el diseñador.
—No creo que pueda llegar con estos plazos —comentó indecisa.
—Este texto no necesita demasiadas correcciones —sonrió mientras terminaba la décima página.
—¡No llego con los tiempos! —se quejó.

Cuando el comentario no comienza con un verbo del habla, lo que dice el personaje debe cerrar con un punto y la intervención comienza con mayúscula:

—No aguanto más tanta presión. —Inmediatamente Mariana se levantó y se fue.
—Te pedí que me avisaras. Sabías que iba a olvidarlo. —Pero Pablo ya no escuchaba lo que Mariana le decía.

Si después del comentario del narrador que no comienza con un verbo del habla continúa el parlamento, el punto que marca el final del inciso narrativo va pegado a la última palabra, luego un espacio y luego la raya:

—No aguanto más tanta presión. —Inmediatamente Mariana se levantó y se fue. —¿Por qué debo seguir haciéndolo? —Se escuchaba mientras dejaba veloz del recinto.
—El de acá puede todavía curarse— dijo uno de los enfermeros señalando al de la pierna herida—. Pero el otro creo que se nos va. —Al decir esto lo descubrió para que viéramos: tenía un tapón de algodones rojos en la axila y la sábana estaba toda manchada de sangre. —¿Es él?

La importancia de la raya en los diálogos

Luego de ver la importancia de la raya en los diálogos, busquemos su definición: «La raya es el signo de puntuación representado por un trazo horizontal (―) de mayor longitud que el correspondiente al guion (-) y al signo menos (−), con los que no debe confundirse».

¿Cómo obtenemos la raya de los diálogos?

Sin embargo, ya que en el Word no viene en el teclado, ¿cómo la obtenemos?

Opción tradicional

En Windows, la manera más común es ir a la pestaña “Insertar”, acceder a “Símbolo”, desplegar “Más símbolos” y elegir la raya. En otras versiones de Word, junto a “Más símbolos” encontramos la raya en la pestaña “Caracteres especiales”.

Si estamos usando el Word, pero en su versión de Mac, la opción de acceso directo es pulsando la tecla Option + Shift mientras se aprieta el signo menos en el teclado numérico.

Autocorrección

Otra opción que ofrece Word es sustituir automáticamente dos rayas cortas “–” por una raya larga “—”. Para ello, en una página de Word selecciona “Opciones” y a continuación:

  1. En el cuadro de diálogo que aparece, selecciona “Revisión” en el panel izquierdo.
  2. Haz clic en el botón “Opciones de autocorrección…”.
  3. En la pestaña “Autocorrección”, busca la sección “Reemplazar texto mientras escribes”. En esta sección, puedes agregar una nueva regla de reemplazo. En el cuadro “Reemplazar”, escribe dos guiones (–). En el cuadro “Con”, escribe el carácter de la raya larga (—).

Así, cada vez que escribamos dos guiones juntos, Word los transformará en una raya.

Cómo sustituir en Word dos rayas por-raya larga de manera-automática.

Con la función “Buscar y reemplazar”

También podemos usar la función de “Buscar y reemplazar” para cambiar los guiones por rayas. Para acceder a esta función, hay que pulsar Ctrl + B o ir a la pestaña “Inicio” y hacer clic en “Reemplazar”. En el cuadro de búsqueda, escribimos dos guiones y en el de reemplazo, una raya. Luego, podemos elegir si queremos reemplazar solo uno o todos los casos encontrados. Esta opción puede ser útil si ya hemos escrito un texto con guiones o rayas cortas, y queremos corregirlo.

 

Marian Fresquet - Portal del Escritor

Mariana Fresquet

Mariana estudió Ciencias de la Comunicación en la Universidad de Buenos Aires y es Correctora Internacional de Textos en Lengua Española, graduada de la Fundación Litterae. También, realizó el Curso de Edición de textos en el Instituto Superior de Letras Eduardo Mallea y participó del Primer Congreso Internacional de Correctores de Textos en Lengua española. Es miembro de PLECA (Profesionales de la lengua correcta de la Argentina). Ha trabajado como correctora profesional independiente para Editorial Sudamericana, Fundación Telefónica, Bonum Ediciones, Andrómeda Ediciones, Iggy Publishing, Sammartino ediciones, Limonero Textos, Editorial Galerna, Bubok Publishing, Ediciones Urano, Libros del Zorro Rojo, entre otros.

PORTADAS EBOOKS

Consigue gratis desbloquear tu escritura con 200 ideas para tu libro

Apúntate a nuestra lista de correo: podrás descargarte este ebook inmediatamente, y recibirás correos semanales con información sobre técnicas y oficio de escribir, así como nuestras novedades.

Consigue gratis 200 ideas para tu libro

× ¿Alguna duda?