Escribir poesía: técnicas para comenzar a escribir un poema

Escribir poesía: técnicas para comenzar a escribir un poema

julio 08 2016

Aunque la poesía es una de las artes más subjetivas que existen, hay reglas, consejos y trucos universales que ayudan a que un ejercicio de intuición o de inspiración se convierta en un poema profesional y emotivo.

USA LA TÉCNICA DEL “BUSCADOR DE ORO”

Uno de los principales errores de quien empieza a escribir poesía es pensar que los poemas se escriben “a la primera”. Me siento, pienso, escribo y poco a poco va saliendo el poema, ya perfecto, ya con su forma final. ¡Error!

En poesía (y en literatura), la MITAD del proceso de escritura es la REESCRITURA. Nadie -o casi nadie- comienza escribiendo un texto final, sino un BOCETO, un ESBOZO… especialmente en poesía, que suelen ser textos tan breves y condensados que cada palabra cuenta.

¿Cuál es entonces el método ideal? Pues tal como hacen los dibujantes, primero hacemos un esbozo que después, más tarde, revisaremos, puliremos y al que añadiremos detalles y en el que tacharemos. Mucho.

En concreto, para empezar un poema, te recomiendo la técnica del BUSCADOR DE ORO: Consiste en sentarse y hacer un ejercicio casi de escritura automática, lanzarse a escribir dejándose llevar, sin razonar, sin autocensurarse. Sin pensar en puntos, comas, versos, orden, rima…

Siéntate y reserva media hora (o una hora) sólo para ti. Simplemente déjate llevar, y al menos durante media hora, llena folios de versos, palabras, ideas, sin detenerte a controlar hacia dónde vas, ni qué estás buscando.

Después, sólo después, relee el texto con calma y busca las “pepitas de oro“: expresiones, imágenes, frases, versos, un adjetivo que ha quedado perfecto junto a un sustantivo….

Y, a partir de ahí, puedes construir un poema (o varios), ya pensando hacia dónde va el texto, qué os sugieren los verbos, cómo arrancan los adjetivos.


NUNCA TE QUEDES CON LA PRIMERA IDEA

Insisto, es muy importante la reescritura de ese primer texto que nos surja.

¿Por qué? Pues porque la primera idea, lo primero que escribimos, entre otras cosas suele nutrirse de tópicos y de cosas ya oídas y leídas. La primera idea siempre, como decíamos antes, necesita de la re-escritura para sacarle todo su partido, especialmente en poesía.

Te lo demuestro rápidamente: cuando yo diga una palabra, tú dime la palabra que se te viene a la cabeza. Si yo digo “blanco” tú has pensado… “negro”, ¿verdad? O quizá, como mucho, “papel”, “leche” o “nieve”. Y si digo “mesa”, tú has pensado… silla. O quizá “madera”, “sillón”, “sentarse”.

No te preocupes, es normal: nuestro cerebro siempre va a lo fácil, y eso, en literatura, es ir al tópico, es una reacción natural. Pero lo hermoso de un poema es que nos sugiera algo nuevo, distinto; lo hermoso es que tenga tu propio estilo, tu propia esencia. Esa es otra de las cosas que debes trabajar en la REESCRITURA: no solo se trata de dar forma, sino de darle TU forma, TUS palabras.

Recuerda que los poemas se crean como los diamantes: surgen en caliente, pero se terminan puliendo en frío.

¿Te gusta escribir poesía? ¿Quieres escribir poemas y recibir consejos para mejorar?

También se aprende a escribir poesía. Recuerda que puedes aprender muchas técnicas, recursos y trucos con nuestro TALLER ONLINE DE POESÍA, que comienza en breve. ¡No te lo pierdas! Apúntate y escribe tus poemas con los comentarios y consejos del profesor del curso, el poeta Víctor L. Briones. Síguelo cómodamente desde tu casa. Desde sólo 65€.


RECUERDA DEJAR UN MOMENTO PARA LA INSPIRACIÓN, OTRO PARA LA REVISIÓN

Recuerda siempre dar primero un espacio a la inspiración y el juego, sin juzgar, sin tachar. Y después –sólo después- sentarte tranquilamente a revisar, corregir, cambiar, eliminar o añadir.

No es buena idea ponerse inmediatamente a corregir un poema justo cuando has acabado de realizar un juego del “buscador de oro”, o cuando acabas de terminar un primer boceto. ¿Por qué? Porque tu cerebro está en fase “inspiración” y “juego”, no en la fase de “corrector”, ni de “seriedad”. ¿Sabías que incluso esas operaciones se llevan a cabo desde diferentes hemisferios del cerebro? En un artículo del año 2002 para Scientific AmericanMichael Gazzaniga caracterizó el hemisferio izquierdo como “inventivo e interpretador” y al derecho como “veraz y literal”.

Recuerda esta regla de oro: Todo escritor/a lleva dentro un niño que juega y un adulto que pone orden, y ambos son necesarios, pero nunca deben estar juntos en la misma habitación al mismo tiempo: frenan la creatividad.

LEE EN VOZ ALTA

La poesía tiene muchos recursos líricos de los que puedes echar mano para crear o mejorar tu poema: rima, aliteración, metáforas… pero si hay uno que nunca, nunca, puede faltar es EL RITMO. 

Un poema siempre debe tener ritmo; incluso en la poesía actual (que no usa tanto la rima) el ritmo es algo que no se pierde.

¿Lo comprobamos?

Lee en voz alta estos versos de RUBÉN DARÍO

¡Pobrecita princesa de los ojos azules!
Está presa en sus oros, está presa en sus tules,
en la jaula de marmol del palacio real;
el palacio soberbio que vigilan los guardas,
que custodian cien negros con sus cien alabardas,
un lebrel que no duerme y un dragón colosal.

Y ahora lee estos versos de BELÉN REYES:

Hago trenzas de versos, me despeino. 
Cuando se hace un milagro hay que dar caña. 
Yo sé que es vida esto que se mueve 
entre estas venas rotas y cansadas. 

¿Notas el ritmo que destilan los poemas?

Lee estas frases en voz alta a continuación y compara:

Trenzo versos, despeinándome
Cuando se hace un milagro, dale caña. 
Si me muevo, estoy viva. Hasta ahí estoy segura
aunque estoy agotada y cansada de todo

¿Ves la diferencia? La idea es la misma, o parecida, que el poema de Reyes, pero NO HAY RITMO (entre otros recursos).

No olvides LEER EN VOZ ALTA TUS VERSOS para comprobar si tienen ritmo.

¡Adelante y feliz creación de poemas!

Encontrarás muchas más técnicas y consejos en mi  taller online de poesía en Portaldelescritor


QUIERO MATRICULARME

mas informacion

Al apuntarte a este curso de poesía por internet:

Escribirás dos poemas por quincena, con lo que completarás un pequeño poemario de 12 poemas. (El curso dura tres meses)

Recibirás consejos y revisiones del profesor del curso para mejorar tus poemas. Podrás preguntar todas tus dudas.

Leerás y aprenderás técnicas (básicas y avanzadas) de escritura de poesía: cada quince días un tema nuevo.

Experimentarás y probarás, desarrollando tu propia voz lírica.

 

QUIERO MATRICULARMEmas informacion

 

Opiniones de los alumnos sobre este curso

No estaba seguro de si un curso de poesía realmente serviría para mejorar mis poemas, pero este taller lo ha conseguido. 

La teoría interesante y, sobre todo, las revisiones del profesor a cada uno de mis poemas me han hecho mejorar mi estilo y entender técnicas de poesía.

Manuel

Asesoría Legal para EscritoresMateriales y tareas muy adecuados e interesantes. Destaco sobre todo la atención y enorme profesionalidad del profesor, Víctor Briones, así como su contagiosa pasión por la poesía. Siempre a la escucha de nuestras necesidades, respetuoso con nuestros diferentes ritmos, estilos, etc. , consigue motivarnos y orientarnos en todo momento en la búsqueda de un lenguaje más personal.

Sandrina