Seleccionados #RetoEscritura: Microrrelato en París

Seleccionados #RetoEscritura: Microrrelato en París

octubre 18 2017   

Escribir una historia (50 palabras máximo) que suceda en PARÍS y en la que aparezcan: una bandada de pájaros y un café (una taza de café o un bar donde se sirve café, como queráis).  ¡Inspirador y romántico! Pero claro, de ahí puede surgir también una historia de terror, de fantasía, ¡o de asesinatos! 

Recordad que desde nuestra APP gratuita de Portaldelescritor podéis acceder al grupo de Facebook desde vuestro móvil y leer allí mismo el reto, además contar con un generador de personajes y  los consejos de escritura del blog de Diana P. Morales

MICRORRELATO CON MÁS ME GUSTAS

Monika Fikimiki París no quiso acogerme. Observando la bandada de pájaros que marchaba a un sitio más cálido, tomé la decisión: volvería a África.
Subí el cuello del abrigo que encontré en Avenue Montaigne… ¡Hacía tanto frío!
Entonces aquella señora me dijo:
-Hijo, ¿te apetece un café?
Había cielo en sus ojos.

Me gustas: 19

OTROS 10 MICRORRELATOS SELECCIONADOS

Alberto Postacchini Estaban por todas partes, buscaban sin detenerse. Revisaban París. Encontrar rastros de los terroristas era la consigna: callaron las letras de Charlie Hebdo. Michelle y yo sentados en “les 2 Moulins”, llorábamos café con croissants, temerosos, desesperados, mientras pájaros aterrados de sangre y metal, aleteaban palabras dramáticas.

Eva Maria Alcaide Rue des Iris, en el barrio parisino de Cité Florale, desayuno un cálido café sentada en el borde de mi ventana. Un grupo de pájaros vuela a unos metros de mí, imagino, cambian su rumbo hacia otro lugar. Pierre se acerca por detrás.

— Se nos hace tarde—, me dice.

Ainnita Kirschlert París brilla, repleta de historias de amor. Historias que no son la nuestra.
“Se acabó” fueron tus últimas palabras. Todavía queman como café ardiendo al pasar por la garganta. Difíciles de tragar.
Una bandada de palomas cruzando el Sena; lo último que vieron mis ojos antes de lanzarme al río.

Lory Martín Barredo Quisiera alzar los tejados de algunas casas de París para romper esa imagen idílica de bulevares y pájaros, y pequeños cafés donde ver pasar la vida. Y descubrir que, en algunas casas de París, hay niños que repiten:

-No, papá, no.

Y mujeres que se orinan de miedo.

Lola B Cruz Hablar de París es muy complicado cuando pisé en varias ocasiones tus calles.
Una ciudad del amor donde cada rescoldo penetra en la boheme.
Un café carente de sinsabor el único que agazapa mi recuerdo.
Aquí sobrevuelan las bandadas de pájaros que di de comer ante tus aguas.
Mon amour…

Jose M Fernández La población de París había sido diezmada por la nueva plaga. Jean, que había sobrevivido, vagaba solitario por Montmartre. Escuchaba los graznidos de una bandada de cuervos. Encontró una cafetería vacía y abierta, y allí pudo prepararse un café. Un cuervo descendió hasta la puerta; se observaron confiadamente. Decidió llamarlo Ulises.

Maria Jose Bravo Moñino Una bandada de pájaros me obligó a desviar la atención de mi taza de humeante café. Frente a mí, una hermosa vista otoñal de la Place Dauphine, con su arboleda desnudándose de hojas. Sentí escalofríos; escuché un disparo. Luego, aquella belleza se convirtió en caos.

Yolanda Fraile Carreras “Siempre nos quedará París”, eso es lo que dijo mirando como el cielo lo surcaba una bandada de pájaros de mal agüero, y sostenía una humeante taza de café entre sus delgados dedos. Mentir era su especialidad; París nos cerró las puertas. Nuestros destinos se separaron mucho antes de llegar.

Carol Belasco El café amargo era desagradable pero peor fue la bandada de pájaros que decidió evacuar sobre su mesa. Contuvo las lágrimas, había gastado todos sus ahorros para cumplir su sueño de visitar París y nada estaba resultando como esperaba. Y entonces alguien se acercó a ayudarla y su sonrisa iluminó todo.

Vicky González En cada esquina te aparecías.
Acaricié con mi dedo el borde de mi taza de café mientras me sonreía a mí mismo. Los pájaros volaban por entre la torre Eiffel. Cantaban, pero yo solo oía tu nombre.
-París -me reí con un dejo de amargura-. París es mi infierno.


Para seleccionar estos textos, desde Portaldelescritor siempre tenemos en cuenta diferentes aspectos: que cumplan el reto, la calidad literaria, la originalidad, la redacción (no aceptamos textos con varias faltas de ortografía) y además siempre intentamos -en la medida de lo posible- incluir participantes diferentes y no repetir muchas veces a los mismos autores.

Un abrazo a todos/as y a seguir escribiendo.