Seleccionados #RetoEscritura: Era el mejor plan

Seleccionados #RetoEscritura: Era el mejor plan

diciembre 08 2020   

Microrrelato que comience con una frase

 En esta ocasión, el disparador es una primera frase que debe inspiraros una historia de hasta 100 palabras máximo:
“Aquel era el mejor plan que habíamos ideado nunca”.
¿Cuál era el plan? ¿Quiénes lo idearon? ¿Una pareja, un grupo de amigos, una pandilla de niños, unos extraterrestres, unas hormigas…? ¡Dejad volar la imaginación! La originalidad siempre ayuda a emocionar.
Y no se os olvide que, como todo escrito, debe buscar, no solo una buena redacción, sino una redacción cuidada, literaria, que cada palabra esté bien pensada -y más, tratándose de microrrelatos.

Recordad que desde nuestra APP gratuita de Portaldelescritor podéis acceder al grupo de Facebook desde vuestro móvil y leer allí mismo el reto, además contar con un generador de personajes e historias, un manual gratis para escritores y  los consejos de escritura del blog de Diana P. Morales.

Para seleccionar estos textos, desde Portaldelescritor siempre tenemos en cuenta diferentes aspectos: que cumplan el reto, la calidad literaria, la originalidad, la redacción (no aceptamos textos con varias faltas de ortografía) y además siempre intentamos -en la medida de lo posible- incluir participantes diferentes y no repetir muchas veces a los mismos autores.

TEXTO CON MÁS ME GUSTAS

Aquel era el mejor plan que habíamos ideado nunca. Era complicado y deberíamos llevarlo con el máximo secreto. La covid no se llevaría la última oportunidad de mi madre de ver a todos sus hijos juntos. Parecía que íbamos a atracar un banco, pero tras el cristal del hospital que nos separaba, logró vernos a todos en Nochebuena.
Aquel era el mejor plan que habíamos ideado nunca; sin embargo, habia un problema: el congelador se dañó y no había donde ocultar los cadáveres.
Aquel era el mejor plan que habíamos ideado nunca. La cosa no podía salir mal. Mientras Nico y Rubén distraían al cura, el Sebas y yo entraríamos por la ventana de la rectoría y cogeríamos las botellas de vino de misa.
Nada salió como debía: al abrir la ventana, el viento llevó la cortina hacia una vela y se prendió. El loro empezó a chillar: 《¡¡¡Bomberos… iiiiih, ooooh, tilíííín,! tilíííín!!!》 La alarma de incendios sonó con ruido ensordecedor y empezó a caer agua del techo.
Acudió el cura corriendo, elevándose la sotana, y nos sacó agarrados de las orejas.

Me gustas: 6

 

OTROS TEXTOS SELECCIONADOS POR SU CALIDAD U ORIGINALIDAD

Aquel era el mejor plan que habíamos ideado nunca. Yo trencé malvas en tu pelo cobrizo. Tú acariciaste todos los gatos callejeros del barrio. Inventamos idiomas en lugar de aprenderlos y releímos cuentos de Michi Panero. La víspera intentamos herir al viento con canciones ya olvidadas. Partimos sin un rumbo fijado el día de Año Nuevo. Las manos en los bolsillos vacíos y la cabeza bien alta, para no dejar de ver el cielo.
Aquel era el mejor plan que habíamos ideado nunca: bañarnos en el mar Caspio, comer cangrejos en Pier 39, tomar el sol en Menorca… A cada vuelta de la estación espacial, señalábamos algo. Cuando las cámaras no nos enfocaban, aprovechábamos para besarnos.
Nos peleamos en la Soyuz: tú querías hacer público lo nuestro y yo, no. Regresaste a Utah sin una llamada; yo a Moscú, desolada.
Coincidimos en el Mars I.
—Aquel era el mejor plan —dijiste al despegar.
—Y los mejores besos furtivos —contesté.
Ahora, tenemos dos años para amarnos en cada ángulo muerto y engrosar nuestra soñada lista.
Aquel era el mejor plan que habíamos ideado nunca.
Solo hubo que darle a la humanidad algo en lo que creer para que se dejase orientar. Y así fue, desde la cruz de los unos, hasta el libro sagrado de los otros, y todo para nuestro propio merchandising. Hicimos, durante siglos, lo que quisimos en nombre de una deidad concreta, dispusimos de sus mentes y sus voluntades en nuestro beneficio, incluidas las guerras que nunca se vencieron. Y aún hoy obtenemos su dinero porque creen que así redimen sus pecados. El plan perfecto.
Lástima que a cambio hayan perdido la verdadera fe de la hermandad.
Aquel era el mejor plan que habíamos ideado nunca, lo difícil era llevarlo a cabo. Teníamos que mentir a nuestros padres, hacernos con algo de dinero y desaparecer durante un par de días. ¡Éramos tan jóvenes entonces!! ¡fantaseábamos tanto! Todo se quedó en un sueño. Han pasado los años, el mundo nos llevó por distintos caminos El amor, si es que lo hubo, desapareció. Hoy te he visto con tu familia, te he encontrado tan vulgar, tan poco interesante que me he alegrado de nuestro distanciamiento. Sin embargo, esta noche, he vuelto a soñar contigo.