Comienza con “Todo empezó cuando se subió a aquel árbol”

octubre 21 2016   Etiquetas:
Escribir un micro-relato que comience “Todo empezó cuando se subió a aquel árbol”. #ViernesCreativo(21 Oct): 

Texto con más “me gusta”: 

Semana del 1 al 17 de Octubre


Ricardo Manzanaro Arana Todo comenzó cuando se subió a aquel árbol. A continuación pasó un par de minutos emitiendo ruiditos del tipo de “uh, uh”, y dándose golpes con los nudillos en el pecho. Los visitantes sacaron las fotos y se fueron. Entonces bajó del árbol y fue caminando con su ademán simiesco hasta la guarida.
Allí se desprendió del recubrimiento peludo, y se estiró, mientras se aplicaba una crema anti-inflamatoria. “Como no traigan pronto al nuevo mono, voy acabar fatal de la espalda” pensó el director del zoo.
Me gusta · 12 ·

Otros textos seleccionados: 

Todo empezó cuando se subió a aquel árbol, el último antes de llegar a una inmensa extensión desierta. Su mirada inteligente y una arruga en su frente delataban su preocupación. Su pensamiento volaba barajando posibilidades. Sólo quedaban ya este pequeño grupo; acababa de nacer, por fin, una cría; necesitaban buscar un lugar donde sobrevivir: el bosque ya no servía.

La idea era arriesgada. Nunca se había intentado. No debía dudar, no podía transmitirles miedo: con nadie compartió su incertidumbre.

Les miró y bajó despacio del árbol. Convirtió una rama en bastón y palo para ayudarse y para defenderse. Apoyó sólo sus dos pies en el suelo y caminó erguido para ver cualquier peligro. Los demás, pasmados y asustados, decidieron imitarle y seguirle. Era el que más sabía. Fue doloroso mantenerse tanto tiempo en esa postura erguida. No sabían hacia dónde se aventuraban pero necesitaban abrir nuevos horizontes. Empezó un largo viaje aún sin acabar.

  • Catalina Saavedra Todo empezó cuando se subió a aquel árbol. Un roble centenario que veía cada día. Le tenía cariño por eso decidió agarrar allí la cuerda y hacer un buen nudo, el resto vendría solo
  • Cristina Martinez Garcia Todo empezó cuando se subió a aquel árbol, no podía imaginar que ese árbol le llevaria a la casa del ogro, nunca creyó en los cuentos infantiles y ahora estaba dentro de uno