#RetoEscritura: Dale un final feliz a una obra literaria famosa

#RetoEscritura: Dale un final feliz a una obra literaria famosa

agosto 02 2017   

Vamos a hacer una nueva versión del reto CAMBIAR EL FINAL DE UNA OBRA LITERARIA (clásica o conocida), pero esta vez, obligatoriamente, debemos buscar un FINAL FELIZ a una historia que no lo tuviera (en 25 palabras máximo).   

 

Recordad que desde nuestra APP gratuita de Portaldelescritor podéis acceder al grupo de Facebook desde vuestro móvil y leer allí mismo el reto, además contar con un generador de personajes y  los consejos de escritura del blog de Diana P. Morales

 

MICRORRELATO CON MÁS ME GUSTAS

Maria Jose – ¿Manzanas a estas horas Eva? Esa culebrilla fea y retorcida quiere jodernos el paraíso. Mejor un bañito en la playa y después un polvo mañanero. (La Biblia)

Me gustas: 23

OTROS TEXTOS SELECCIONADOS

Climent La Repera Blancanieves besó al Príncipe y este se convirtió en Sapo.
Cabalgó ella hacia la selva a buscar a Tarzán. Nunca había sido tan feliz.

Kike Mcfly Bruno y Shmuel siguieron la fila, llegaron a una sala oscura.
De repente se iluminó
-Cumpleaños feliz…!!
Shmuel vio a su padre. La guerra había terminado.
(El niño del pijama a rayas.)

Moni Moides Querida Kitty:
Grandes noticias, Margot, entre lágrimas y voz
temblorosa, me ha contado que la guerra ha acabado.
Tu Ana M. Frank. Por fin libre.

María Sánchez Dulcinea del Toboso agarró bien fuerte la armadura de su caballero, y le espetó:
– Déjate de tanto gigante. ¡Invítame a un piscolabis en la taberna!

Rosa Fernandez La transformación no había acabado.Aquella mañana Gregor Samsa descubrió algo nuevo: tenía alas.No, para su destino no había explicación, pero ahora podría volar.
( La metamorfosis, Franz Kafka )

Lucia Herrero Izquierdo Cenicienta aprendió a ser independiente, renunció a vivir a la sombra del príncipe, creó su propia historia y tuvo una vida muy intensa y feliz.

María José El señor Keating miró a todos, en especial a Neil, haciendo suya su notada felicidad, de la que había sido cómplice. Carpe Diem, colegio Welton.
“El Club de los Poetas Muertos” de Nancy H. Kleimbaum.

Karina Castillo Peinado Desesperado, Dorian apretó el tubo de óleo bermellón garabateando una sonrisa y un enorme corazón en su retrato. Repentinamente, le embargó una bondad infinita.
El retrato de Dorian Gray. Autor: Oscar Wilde

M.J. Arillo -¿Mowgli? ¡Has vuelto!
-¡Sí, Baloo!
-Pero…debes vivir en un mundo civilizado.
-Por eso regresé, Mamá Naturaleza es la ciudad más civilizada que encontré.

(El Libro de la Selva)

Carol Belasco La tentación pasó e Isildur lanzó el anillo único y lo vio arder en los fuegos del Monte del Destino, Sauron estaba vencido para siempre.
EL SEÑOR DE LOS ANILLOS

Andrea Martínez -Pero niña, ¿qué haces vendiendo cerillas a estas horas con el frío que hace? Ven conmigo, querida, que tengo chocolate caliente.

Alberto Postacchini En el momento en que Caín caía sobre Abel, una luz increíble lo cegó; cambió su interior, colaboró con su hermano en la recolección de los frutos.

MVictoria LJ El Principito viajó a su planeta en busca de su rosa. Lo esperé varios días.. Regresó. Se quedó. Su rosa adornó nuestro patio.
EL PRINCIPITO. SAINT- EXUPERY

Paloma Fernández Garrido 

-¡No tire, señorito, es la milana! Y yo la quiero, es mi vida entera.
Comprendió Iván los sentimientos de Azarías y reprimió su impulso asesino.
(Los santos inocentes. Delibes)

Monika Fikimiki Cuando la abuelita vio el lobo,empezó a danzar. Él quedó embriagado, decidiendo que siempre la seguiría.
A partir de aquel momento fueron inseparables.
(Caperucita Roja)

Silvia Favaro Cuando el gran Aquiles recuperó su salud, dejó de pelear para siempre y solo se dedicó a pasear con la hermosa Briseida, por los jardines de Troya.
LA ILIADA.

María Jesús Díez García El vizconde de Valmont, la marquesa de Merteuil, madame de Tourvel, Cécile de Volanges y Danceny iniciaron una relación poliamorosa; fueron felices, felices los cinco. (Las amistades peligrosas)

Yulia Emma Víctor cumplió el trato: creó a Gillette, fiel compañera con cicatrices del monstruo feliz. Y así, Elizabeth se apellidó Frankenstein, y acabó toda violencia precedente.

 

 


Recordad que, para seleccionar estos textos, desde Portaldelescritor siempre tenemos en cuenta diferentes aspectos: que cumplan el reto, la calidad literaria, la originalidad, la redacción (no aceptamos textos con varias faltas de ortografía) y además siempre intentamos -en la medida de lo posible- incluir participantes diferentes y no repetir muchas veces a los mismos autores.

Un abrazo a todos/as y a seguir escribiendo.